Leche en Polvo

Es el producto obtenido por deshidratación de leche pasteurizada, que se presenta como un polvo uniforme, sin grumos, de color blanco amarillento. Contiene todos los componentes naturales de la leche normal y, si bien puede variar su tenor graso - entera, parcialmente descremada o descremada-, no puede contener sustancias conservantes ni antioxidantes. Para su correcta preparación se debe utilizar agua segura, previamente hervida, a la cual se le vierte la leche en polvo.

Elaboración

Luego que la leche ya ha sido higienizada, estandarizada, pasteurizada y enfriada (1), se procede a realizar su concentración en un equipo que se denomina evaporador (2). Este equipo trabaja bajo condiciones de vacío, es decir a presiones menores a la atmosférica logrando evaporar o extraer alrededor del 85% del agua de la leche, a temperaturas entre 50° y 70° C. Así se evita alterar sus propiedades nutritivas y características organolépticas originales.

El evaporador produce una corriente continua de concentrado que contiene 50% de materia seca (sólidos de leche) y todavía 50% de agua.

Este concentrado pasa a un sistema de tanques balanceadores (3), que hacen de nexo entre el evaporador y la siguiente etapa de secado (4). De allí es tomado por una bomba de alta presión y enviado a la denominada cámara spray (5), constituida básicamente por un gran cilindro de acero inoxidable cerrado, que termina en un cono en su parte inferior, donde continuará la eliminación de agua de la leche. Luego, ingresa la leche concentrada a través de un dispositivo que se llama atomizador donde se transforma en finas gotitas, las que al ponerse en contacto con una corriente continua de aire caliente se convierten, de manera instantánea, en pequeñas partículas de polvo. La evaporación instantánea protege a la gota de leche de sobrecalentamientos para conservar sus propiedades originales.

El polvo es recolectado por las tolvas (6), para luego ser descargado en un post-secador o acondicionador denominado «vibro» (7) que le da las características finales de humedad y temperatura para su correcta conservación, luego pasa por la zaranda (8) y, finalmente, es envasado (9).

Según el tratamiento térmico que se le de a la leche fluida, se clasifica en leches en polvo «Low Heat», «Medium Heat» o «High Heat» significan baja, media o alta temperatura de tratamiento térmico.

También puede hablarse de leche en polvo aglomerada, y esto significa que el proceso logra que las pequeñas partículas de polvo se peguen entre sí para lograr forma canales internos o intersticios que permitirán luego una más fácil reconstitución.

Otra variedad, son las leches en polvo denominadas «Instantáneas», estas complementan la aglomeración antes descripta con la adición de un emulcionante natural como la lecitina, que en pequeñas cantidades facilita la unión entre la fase grasa de la leche y el agua.

Ampliar imagen

Haga click sobre la imagen para ampliar.